Archivo de la categoría: Asaja

Gana peso la idea de que el cerdo de bellota lleve una vitola que lo distinga

10/04/12

La interprofesional del cerdo ibérico estudiará una propuesta de modificación de la norma de calidad del cerdo ibérico que tiene como eje fundamental de distinción de la calidad a la dehesa. La idea es que el consumidor pueda conocer a simple vista si un cerdo ha comido bellota o ha sido criado de otra manera. El de bellota, sea ibérico puro o cruzado, llevará una vitola de un color específico y para distinguirlo del resto «no hará falta leer mucho más».

La propuesta, que ha recibido el apoyo de Asaja Nacional y el de las demás organizaciones agrarias, productores de cerdos, de chacinas e industriales y mataderos a nivel extremeño, parte de un acuerdo firmado en Extremadura, por todos los sectores implicados y por la Administración autonómica, que aborda todos los pasos necesarios para que cuando una pieza de cerdo ibérico de bellota llegue al consumidor, bien sea carne, chacina, loncheado o cualquier otro formato, lleve un distintivo que lo haga fácilmente reconocible y que certifique que el cerdo del que proviene ha sido criado en una dehesa y alimentado con bellota.

Diferentes propuestas

El acuerdo extremeño tiene posibilidades de tener aceptación a nivel nacional ya que en la sectorial nacional de Asaja, en la que han participado 12 provincias, ha sido bien recibida. Además, el presidente de esta sectorial, José María Molina, lo es asimismo de la interprofesional Asici y será quien la presente en este foro para su discusión. Si fuera aceptada sería llevada al Ministerio como propuesta de todo el sector para la modificación de la norma de calidad. La necesidad de reforma de esta norma es aceptada unánimemente, aunque por el momento hay diferentes propuestas sobre la mesa. El asunto más polémico y que queda por ello más a expensas de los debates pendientes es el del apellido de los cerdos: ibérico puro, ibérico cruzado, etc.

Juan Bilbao, que representó a Sevilla en la sectorial nacional de Asaja, explicó a ABC que el documento extremeño se basa en la idea de defender la dehesa más que a un cerdo sobre otro. «Ibérico es el que está en la dehesa y el que está en un corral, si esa es su raza, y eso no se puede negar». Por eso, la idea que prima en esta propuesta no se basa en distinguir la calidad en función de la raza sino de si se ha alimentado o no en la dehesa. «Se trata de llamar la atención a un hecho: el cerdo criado en extensivo es de una calidad distinta».

Aceptado ese punto, en el acuerdo extremeño se avanza paso a paso en como certificar de forma incuestionable que un animal es el producto de su crianza en montanera y hacerlo de tal manera que el marketing no pueda llevar a engaño al consumidor. En este sentido, el acuerdo firmado en Extremadura es categórico, ya que en su introducción afirma que « la experiencia ha demostrado a todos los sectores y las administraciones públicas que la norma de calidad para la carne, el jamón la paleta y la caña de lomo ibérica presenta un alto grado de incumplimiento». Achacan, asimismo, a la actual norma buena parte de la responsabilidad del desastre en que se ha visto sumido el sector del cebo de campo y a los graves problemas que amenazan actualmente la supervivencia del cerdo de bellota.

Así, para empezar el acuerdo extremeño propone excluir de la norma a las explotaciones intensivas de rejilla. En su texto, el acuerdo detalla normas para garantizar la calidad de los productos de bellota y su trazabilidad, normas para preservar el uso de animales de raza ibérica, clarificar la norma para los productos de cebo y aumentar su calidad, así como medidas concretas para garantizar el cumplimiento de la propia norma.

Entre las medidas para garantizar la calidad y trazabilidad de los productos de bellota, destaca la propuesta de que las dehesas sean aforadas en función de la «fracción de cabida cubierta», es decir de la superficie de cada hectárea de la dehesa que está bajo la copa de encinas y alcornoques. Ese aforo indicará la capacidad de cada dehesa para alimentar un número determinado de cerdos y ese número no podrá ser superado.

Registros

Se propone en concreto que la carga permitida sea de un cerdo por hectárea, bajo una misma área continua y determinada. Asimismo, se indica que los cerdos deben de ser identificados con un crotal antes de que empiecen la montanera. La numeración de esos crotales será la base de un informe en el que se indica cuando entran en montanera, el lote de explotación, etc. Estos registros permitirán relacionar los lotes de explotación con los de alimentación. La identificación de los animales de bellota se mantendría hasta la sala de despiece, ya que los cerdos de bellota llegarían al matadero acompañados de su informe de alimentación certificado y acompañados de los precintos necesarios para la identificación de sus piezas enteras. En el matadero se procedería a la colocación de este precinto «inviolable» que identificará al animal como de bellota o de cebo y ese precinto se mantendría en todo momento, incluidos los puntos de venta y los locales de restauración.

Por otra parte, en el acuerdo extremeño, aborda en un segundo punto la necesidad de preservar el uso de animales de raza ibérica con un sistema efectivo de control de la raza de los reproductores.

En su tercer punto, el acuerdo propone clarificar la norma para los productos de cebo y aumentar su calidad. En cuarto lugar, el acuerdo dice que para garantizar el cumplimiento efectivo de la norma se deberían concretar las obligaciones de los diferentes operadores y entidades de certificación e inspección y unificarlo para todo el territorio del Estado.

Noticia extraída de: http://www.abc.es/

Las cerdas de raza ibérica no necesitan ‘juguetes’

07/04/12

Las cerdas de cría de Huelva no necesitan juguetes, como ruedas neumáticas, cajas u otros artilugios, para entretenerse y combatir el estrés en los periodos de gestación. Las cochinas onubenses son ibéricas y disponen de amplias dehesas en las que explayarse y donde encuentran todo lo necesario para desenvolverse a diario mientras buscan alimento con el fin de conseguir unos vástagos de máxima calidad como corresponde a su raza.

Y es que en Huelva, la inmensa mayoría de las explotaciones porcinas son intensivas y no extensivas como ocurre en otras zonas de Andalucía y España que se dedican a la cría de cerdo. La forma de explotación ganadera de la provincia onubense nada tiene que ver con esas granjas en las que se acumulan cientos de animales porcinos cuya carne (fresca o en chacina) va a parar a las grandes cadenas de alimentación y las grandes marcas. Se trata de granjas intensivas dedicadas a la cría de cerdo blanco, a las que afecta principalmente la nueva Ley de Bienestar Animal, y que obligará a partir del 1 de enero de 2013 a cambiar por completo la forma de explotación. Más espacio para que los animales convivan en mejores condiciones, mejores instalaciones y proporcionar a las hembras gestantes unos cuidados para obtener unos jamones de la mejor categoría posible son algunas de las obligaciones a cumplir.

La nueva normativa exige que para mantener el número de plazas de madres, se tendrá que aumentar la superficie de la explotación o bien reducir la cabaña ganadera, ya que se deberá incrementar en un 30% el espacio disponible. Si hasta ahora las cerdas en periodo de cría estaban ubicadas en jaulas individuales donde vivían y comían separadas del resto, con la normativa deberán hacerlo en unas dependencias espaciosas y abiertas.

Ninguno de estos requisitos causará quebranto alguno a las explotaciones porcinas onubenses, que basan su actividad en los espacios abiertos de las dehesas de encinas y alcornoques, que proporcionan a los cerdos ibéricos toda la alimentación que necesitan para que sus jamones, paletillas y cañas de lomo tengan una calidad única e inigualable. Las cerdas reproductoras del ibérico campan a sus anchas por estos ecosistemas prácticamente todo el año que sólo en los dos periodos de gestación abandonan para tener sus crías. Además, las dependencias están ubicadas dentro de los límites de la finca y reúnen las condiciones necesarias.

Pocos serán Huelva los ganaderos del porcino que tengan que introducir cambios en sus explotaciones para adaptarlas a la nueva ley europea, según las estimaciones del presidente del Asaja-Huelva, José Luis García-Palacios, que destaca el carácter extensivo de la cría del cerdo ibérico. No obstante, asegura que los criadores tendrán que estar atentos a la nueva normativa, que debería contemplar mejoras de explotación para los animales sí, pero “acordes con la lógica”.

La adaptación de las explotaciones para cumplir los requisitos que exige la Unión Europea supone un coste de entre 200.000 y 300.000 euros, según han cifrado ya los ganaderos, que han alertado que mientras los costes de producción subirán y la productividad disminuirá. La generosidad del ecosistema onubense marca la diferencia una vez más.

Noticia extraída de: www.huelvainformacion.es

Asaja aplaude el apoyo de Aguilera al cambio de la Norma de Calidad del Ibérico

Asaja aplaude el apoyo de Aguilera al cambio de la Norma de Calidad del Ibérico

Asaja-Huelva ha acogido con gran satisfacción las declaraciones que la consejera de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, Clara Aguilera, en las que planteaba la necesidad de simplificar la Norma de Calidad del Cerdo Ibérico para lograr diferenciar de forma clara los productos que se comercializan bajo estas denominaciones de venta, con el objetivo último de proteger la dehesa y no confundir al consumidor. En sus declaraciones, la consejera advertía que el consumidor lo tiene “muy difícil” para diferenciar términos como ibérico puro, ibérico, bellota, recebo, cebo en campo y cebo, y advertía que, por tanto, la Norma de Calidad actual no ha obtenido el resultado esperado. Aguilera solicita la Ministerio simplificar la orden para proteger la dehesa y no confundir al consumidor. 

Para Asaja-Huelva, esta noticia es un espaldarazo a su trabajo por el cambio de una Norma de Calidad del Cerdo Ibérico que da cabida bajo la nomenclatura de ibérico a productos que no lo son e inunda el mercado de derivados del cerdo con etiquetas confusas, perjudicando al consumidor, provocando la devaluación del producto más excelso de nuestro país y la bajada en picado de los precios y por tanto y como consecuencia más grave, poniendo en peligro la actividad y el futuro de cientos de explotaciones de porcino ibérico en extensivo y sus industrias transformadoras, así como el entorno rural en el que se desarrolla esta actividad y el ecosistema que lo sustenta: la dehesa. La asociación, agradece a la consejera que públicamente haya asumido como suyos los razonamientos de la organización agraria, promotora y firmante del Manifiesto en Defensa de la Raza Porcina Ibérica

Asaja espera que ahora, y teniendo en cuenta el clamor de productores, transformadores y comercializadores de los productos del porcino ibérico, consejos reguladores y otras instituciones clave en la economía española, sepa ver el Ministerio de Agricultura la necesidad de estudiar urgentemente las “trampas” que acoge la actual norma y disponga los mecanismos necesarios para, en estrecha colaboración con los firmantes del manifiesto, presentes y futuros, cambiar este documento por otro que se ciña mejor a las necesidades de consumidores, productores y medio en el que se desarrolla la actividad.

Noticia extraída de: http://www.huelvainformacion.es

El acuerdo estratégico del Ibérico Extremeño propone una modificación normativa para salvar la calidad de los productos

El acuerdo estratégico del Ibérico Extremeño propone una modificación normativa para salvar la calidad de los productos

El Acuerdo Estratégico del Ibérico Extremeño ha propuesto una modificación en la normativa legal vigente para salvar la calidad de los productos de bellota como la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo.

Este miércoles, 21 de marzo, ha tenido lugar la firma del acuerdo, suscrito por consenso, por parte del Ejecutivo regional y por representantes del sector porcino extremeño.

El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha señalado que presenta como un documento con “máxima fuerza” para que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y su titular, Miguel Arias Cañete, lo tengan “muy en cuenta” a la hora de una futura modificación de la normativa de calidad.

Asimismo, Monago ha adelantado que el Gobierno extremeño comenzará “en breve” a buscar un acuerdo con otras comunidades autónomas, principalmente con Andalucía y Castilla-León, para conseguir, del mismo modo, un “consenso” interregional.

“El ibérico, asociado a un ecosistema único como es la dehesa, es un prioridad, una ventaja competitiva que, bajo ningún concepto, podemos echar a un lado y dejar perder”, ha aseverado.

En la misma línea, Monago ha resaltado que es un trato “ambicioso” que pretende que la dehesa extremeña “vuelva a ser un auténtico motor económico y de generación de riqueza y empleo” en la comunidad autónoma”.

Medidas para garantizar la calidad

El pacto propone cuatro medidas principales tales como “garantizar la calidad” de los productos de bellota y su “trazabilidad”; establecer un sistema de verificación “reforzado” y “efectivo” para el “control de la raza” de los animales; aumentar la “calidad” de los productos de cebo “evitando una competencia desleal” que “impida la viabilidad” de las explotaciones extensivas; y mejorar la “eficacia del control de la norma”.

Por su parte, la directora gerente de Cooperativas Agroalimentarias de Extremadura, Carmen Moreno, ha subrayado que, tras una “gran cantidad” de reuniones, esta firma es un “hito” en el sector por la dificultad que supone la aprobación de que todas las partes implicadas.

Moreno ha asegurado que este documento “tendrá sus más y sus menos” en Madrid, pero que con “la fuerza de la unión del grupo” al que representa, tendrá el “peso suficiente” como para que “las cosas que se han materializado” vayan “hacia adelante”.

Los firmantes del Acuerdo Estratégico del Ibérico son los siguientes: el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago; el consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri; la Asociación de Mataderos de Extremadura; COAG; UPA-UCE; Asaja; la Asociación de Productores de Cerdo Ibérico; Cooperativas Agroalimentarias; Apag-Asaja; la Asociación de Fabricantes de Embutidos e Iberaice.

Noticia extraída de: http://www.20minutos.es

CSIC, consumidores e Iberandévalo se suman al manifiesto que reclama el cambio de la Norma de Calidad del Ibérico

La Delegación en Andalucía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), asociaciones de consumidores — UCE-A, UCE-Huelva y Facua-Huelva– e Iberandévalo se sumarán este martes al ‘Manifiesto en Defensa de la Raza Porcina Ibérica‘, con el que se reclama la modificación de la Norma de Calidad del Ibérico, promulgada en 2007 por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Dicho documento fue promovido por las organizaciones empresariales de Huelva, Sevilla y Córdoba (FOE, CES y CECO), las Cámaras de Comercio de esas mismas provincias, organizaciones profesionales de agricultores y ganaderos (Asaja y COAG), asociaciones del sector de la industria cárnica, Denominaciones de Origen y empresas productoras de jamón y derivados del cerdo ibérico.

Los rubricantes de este manifiesto quieren que esa normativa –cuya redacción se inició con el objetivo de preservar la raza porcina ibérica, la dehesa y los valores añadidos que en torno a ella se han desarrollado–  se modifique con la intención de establecer una distinción clara entre el cerdo ibérico (sin cruces) del cerdo cruzado con la raza duroc, de forma que se garantice la singularidad de la raza porcina ibérica, identificándola con los mejores productos.

Noticia extraída de: http://www.europapress.es

Asaja pide al Gobierno que retome cuanto antes la Ley de la Dehesa

Asaja pide al Gobierno que retome cuanto antes la Ley de la Dehesa

El presidente de Asaja-Huelva y portavoz del Foro Encinal, José Luis García-Palacios, pide al Gobierno que retome cuanto antes la Ley de la Dehesa sobre la que se comenzó a trabajar en la Comisión de Agricultura y Medio Ambiente del Senado en la legislatura pasada. El trabajo que desarrolló la Cámara Alta durante los últimos cuatro años logró un apoyo unánime para sacar adelante una ley específica sobre este ecosistema, que es la zona tradicional de cría del cerdo ibérico, uno de los pilares económicos de la provincia de Huelva. 

El objetivo de sacar adelante una ley específica sobre las dehesas es llegar al parlamento Europeo para obtener su reconocimiento y apoyo económico; es decir, que se apruebe un presupuesto específico para proteger este hábitat por su peculiaridad y calidad ambiental. 

García-Palacios ha remitido la documentación sobre este asunto al ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, con el que confía reunirse en las próximas semanas para impulsar los trámites que faltan hasta que el texto de la ley se debata en el Congreso. La aprobación de esta Cámara es imprescindible para, posteriormente, remitir la norma a Europa. García-Palacios espera que el debate sobre la dehesa llegue al Parlamento europeo a lo largo de este año, tras haber logrado el respaldo del Gobierno español. 

Asaja pide al Gobierno que retome cuanto antes la Ley de la DehesaEl foro Encinal, que agrupa a colectivos sociales y empresariales de la economía onubense, impulsó la aprobación de una ley sobre la dehesa como una vía de solución al problema conocido como el de la seca del encinar, una enfermedad que afecta a encinas y alcornoques y que ha eliminado miles de ejemplares de estas especies que conforman el bosque mediterráneo y dehesas. 

Además de este asunto, el presidente de Asaja-Huelva tiene previsto llevar a la reunión con el ministro del PP otro de los temas que quedaron pendientes en la legislatura anterior como es el cambio de nombre de la denominación de origen Jamón de Huelva, que pasará a ser Jamón de Jabugo. Este asunto afecta también directamente a los sectores económicos onubenses relacionados con el cerdo ibérico. José Luis García-Palacios apremió al ministro a hacer efectivo el cambio cuanto antes si es que era cierto lo que anunció durante la campaña electoral la senadora socialista Petronila Guerrero cuando dijo que los trámites estaban ya concluidos.

Noticia extraída de: http://www.huelvainformacion.es