Archivo de la categoría: IBERACIE

Decepción ante la propuesta ministerial para modificar la Norma de Calidad del Ibérico

03/09/12

La Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici) no está conforme con la propuesta ministerial para modificar el RD 1469/2007, la Norma de Calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos comercializados en España.

Tras la exposición de los motivos que les lleva a modificar la Norma, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) informó de las líneas generales en las que basan su propuesta para conseguir una mejora de la calidad  y de la trazabilidad de las producciones y de los productos derivados del cerdo ibérico:

1) Raza: todas las reproductoras ibéricas puras deberán estar inscritas en el Libro Genealógico de la raza porcina ibérica. La organización que gestiona el Libro Genealógico deberá asegurar el servicio. La utilización del prototipo racial para certificar la pureza de las madres se elimina. Se habilita un periodo transitorio de 2-3 años para adecuarse a este requisito.

La Designación racial sería ibérico, incluyendo los animales 100 por 100 ibéricos y los 75 por 100 ibéricos. Los cerdos del 50 por 100 de sangre ibérica quedarían fuera del alcance de la nueva Norma.

Se habilita un periodo transitorio de 2-3 años para adecuarse a estos requisitos.

2) Categorías de productos: Bellota y Cebo. Se eliminarían las categorías actuales de recebo y cebo de campo.

3) Categoría Bellota. Tiene que cumplir los siguientes requisitos:

– Carga ganadera 0,75 cerdos/Ha. modulable  en función de la información de la  capa de montanera/SIGPAC.

– Crotalado individual y peso medio del lote a la entrada en montanera.

– Periodo de sacrificio: 15 de diciembre a 15 de marzo.

– Peso medio canal del lote, 120 Kg. Peso mínimo canal individual, 110 Kg.

4) Categoría Cebo. Tiene que cumplir los siguientes requisitos:

– Extensificación de los animales durante la fase de engorde, los últimos 60 días. Carga ganadera, 15 cerdos/Ha.

– Aumento del peso medio canal del lote y del peso mínimo canal individual. No se concretaron cifras.

– Periodo transitorio de 2-3 años para adaptar las instalaciones actuales de engorde con piensos a los nuevos requisitos.

5) Control, trazabilidad y etiquetado. Para ello hay que:

– Objetivar y reducir el número de controles

– Corregir disfunciones de los Organismos Independientes de Control (inspectoras y certificadoras)

– Etiquetar sin permitir la confusión del consumidor y acorde con la nueva Norma.

– En la trazabilidad hay que utilizar precintos para las piezas de bellota y cebo. También se debe mejorar de la trazabilidad en el loncheado.

– El ministerio destaca que si fuera posible, es deseable que participe la Interprofesional en el control.

Ante estas líneas, la Interprofesional manifestó su malestar dado que no se ha valorado el esfuerzo realizado por las organizaciones de productores y de transformadores de cerdo ibérico en conseguir el equilibrio necesario que aglutine al sector. El ministerio no ha considerado la propuesta de ASICI en lo referente a la raza y al manejo de los animales de cebo, asuntos en los que, con gran esfuerzo y responsabilidad  se alcanzó el acuerdo para modificar la Norma de Calidad. Igualmente, la no concreción en la propuesta del ministerio sobre el control, la trazabilidad y el etiquetado, dejan a la espera poder evaluar la aplicabilidad y eficacia de la propuesta realizada.

El Magrama informó que  presentará en septiembre un borrador del texto completo una vez consideradas las observaciones realizadas por las Comunidades Autónomas, las DOPs y la Interprofesional. Posteriormente realizarán una nueva ronda de reuniones.

Por su parte, Iberaice, colectivo empresarial que agrupa a más del 95 por 100 de las industrias elaboradoras de ibérico de Asici, ha expresado su profunda decepción.

Iberaice constata que, “de ponerse en marcha los cambios anunciados, esto conllevará por un lado la desaparición del cerdo ibérico de cebo, que supone más del 80 por 100 del sector, y con él toda una actividad productiva e industrial de alto valor socioeconómico y singular importancia en amplias zonas de varias Comunidades Autónomas y emblema internacional de la gastronomía española, algo sorprendente en el contexto de crisis que atravesamos. Y por otro lado, conllevará la desaparición de la diferenciación para el ibérico puro, línea de identidad también de una parte del sector”.

Según señalan, Agricultura desoye a la interprofesional, a la que ha venido pidiendo repetidamente que se pronuncie, lo que supone en realidad una desautorización de Asici, lo que además agrava la crisis interna de la interprofesional, ya afectada por los problemas de división interna y representatividad en la rama ganadera. En todo caso, desde Iberaice se valora la voluntad de diálogo del Ministerio para reconducir esta propuesta, para lo que se insiste en que se debe contar con la opinión consensuada del sector, representada por la interprofesional.

Iberaice ha venido trabajado por conseguir acercar las diferentes posiciones del sector y alcanzar el consenso necesario para presentar al ministerio una posición común, pero el contenido de la reforma anunciado hasta ahora “augura fortísimos enfrentamientos en el desarrollo de esta iniciativa y, en el peor de los escenarios, el que acabe en vía muerta una necesaria modificación de la Norma”.

Iberaice considera que es necesaria “la diferenciación de dos sectores de productos ibéricos: el de bellota-montanera y el intensivo, que configuren dos mercados independientes y que no interactúen entre sí, permitiendo el desarrollo de modelos productivos y comerciales diferenciados y rentables. Para ello, es necesario salvaguardar un producto estrella como el ibérico de bellota pero sin romper el sector o perjudicar a la mayoría de los operadores económicos”.

Noticia extraída de: http://carnica.cdecomunicacion.es

Los productores de jamón ibérico se rebelan

02/08/12

Las compañías productoras de jamón han declarado la guerra al Ministerio de Agricultura que pretende endurecer los requisitos para la obtención del certificado de calidad del jamón ibérico. Las compañías acusan al gobierno de atentar contra el “jamón ibérico mayoritario” para favorecer a “una minoría” de productores de raza pura. 

El responsable del área, Miguel Ángel Arias Cañete, ha propuesto al sector restringir el uso de la marca ‘ibérico’ para los cerdos de raza ‘100% pura’, que sólo utiliza la minoría de los productores. El cerdo ibérico cruzado (madre ibérica con padre de otras razas) es el mayoritario en el sector y quedaría excluido de la denominación, según la última propuesta. 

Los productores de Castilla-León y Extremadura, mayoritarios de la raza cruzada, se han opuesto a la iniciativa del ministerio por considerar que esta medida terminará expulsándolos del mercado. Sólo algunas empresas de Andalucía, que cultivan el cerdo de máxima calidad, avalan las restricciones del ministerio que pretenden asegurar una mayor calidad del producto. 

Dos meses más

En la normativa propuesta por el ministerio también está incluida la subida de la edad de sacrificio de los cerdos de los 10 meses actuales hasta los 12 meses, un requisito rechazado por Iberaice, el colectivo que reúne a los productores del 95% del jamón ibérico. “Es una restricción que no aceptamos, porque creemos que el jamón ibérico que se produce actualmente tiene suficiente calidad como para no perder su denominación”, explica la entidad. 

La asociación de productores aboga porque ambos sectores (los de engorde de bellota-montanera y los de alimentación intensiva con cereales) puedan seguir utilizando la denominación de cerdo ibérico para rentabilizar esta condición. 

El ministerio ha accedido a un diálogo con el sector aunque asegura que la iniciativa pretende proteger la producción del cerdo ibérico de máxima calidad para asegurar el futuro del sector.

Noticia extraída de: http://www.economiadigital.es

IBERAICE, satisfecha por el acuerdo sectorial sobre la Norma del Ibérico; ANPROGAPOR se opone al manifiesto de ASICI

29/06/12

IBERAICE, que reúne a 330 industrias de elaborados del cerdo ibérico en varias comunidades autónomas, ha expresado su satisfacción por “el acuerdo histórico alcanzado” sobre la modificación de la norma de calidad de la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos.

Tras el reciente acuerdo en el seno de la Asamblea de la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico (ASICI) sobre este asunto, IBERAICE ha subrayado “la madurez y el esfuerzo” de las organizaciones para “ceder en sus posiciones particulares de partida y poder alcanzar una posición global del sector, tras meses de debates, y el amplio apoyo logrado en torno al mismo”.

En su opinión, este acuerdo debe servir ahora de referente para el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente a la hora de preparar la reforma de la actual Norma de Calidad y “dar respuesta a los problemas y preocupaciones que tiene el sector y sus producciones”.

IBERAICE ha considerado que el acuerdo alcanzado es “lo suficientemente flexible para recoger las posiciones favorables de todos los operadores del sector”.

Entre sus aspectos más destacables, apunta a una simplificación de la norma, reduciendo las categorías de alimentación a sólo dos -bellota y cebo-, el mantenimiento de las denominaciones actuales en relación con la raza -“Ibérico” e “Ibérico puro”- y la ratificación del factor racial, partiendo de un 50 % del cruce de la raza Ibérica con cerdos Duroc, según ha subrayado IBERAICE.

También ha resaltado la creación de nuevos controles “más sencillos y eficaces de cumplir” y que se establecerá, en el caso de las producciones de bellota, un sistema de aforo en las explotaciones de dehesa que determine el número máximo de animales que pueden producir.

Ha valorado en el mismo comunicado que, en producciones de cebo, se incrementarán los pesos al sacrificio (de 118 a 120 kg/canal para la media del lote) y se establecerán requisitos técnicos adicionales para las explotaciones de cebo que respondan a las necesidades de la raza ibérica, con un periodo transitorio de adaptación a la nueva normativa.

IBERAICE agrupa 330 empresas de Castilla-León, Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y otras nueve regiones y forma parte de la Asociación Nacional de Industrias de la Carne de España (ANICE).

ANPROGAPOR, en contra

ANPROGAPOR, el único que votó en contra, se justifica así en una nota.

Desde ANPROGAPOR no estamos ni de acuerdo en cómo se ha realizado la propuesta, ni en el contenido de ciertas partes de la misma, que son un claro ataque y rechazo a la parte mayoritaria de la producción de cerdo ibérico de España: el Ibérico de Cebo. Por esta razón, ANPROGAPOR ha sido la única organización que se ha opuesto al documento aprobado en la Asamblea de ASICI. Los productos de cerdo ibérico de cebo no sólo aseguran una calidad diferenciada al consumidor, sino que además son de vital importancia para fijar empleo en el tejido industrial, evitando la temporalidad inherente a las producciones de montanera.

Según los datos oficiales del RIBER (Registro informativo de organismos independientes de control del ibérico), en el año 2011 se inspeccionaron bajo la Norma de Calidad en España 2.621.098 animales. Por categorías de alimentación, 475.063 animales son de bellota (18,12%), y 2.094.204 (79,89%) de cebo, repartiéndose el resto entre 33.116 de cebo de campo y 15.715 de recebo. En cuanto al tipo genético, la mayoría de los animales son ibéricos, 2.464.099 (94,01%), frente a sólo 156.199 ibéricos puros (6,01%).

En la coyuntura económica actual, la única categoría de ibérico que, no solo se ha mantenido si no que ha aumentado la producción, ha sido el cerdo ibérico de cebo por situar un producto diferenciado y de calidad al alcance de todos los consumidores. El mercado, el consumidor, la industria y el productor han apostado por el cerdo ibérico de cebo.

Desde ANPROGAPOR siempre hemos defendido la existencia de dos categorías en el sector del cerdo ibérico: “Bellota” y “Cebo”. Ambas son claramente identificables por el consumidor y reflejan diferencias objetivas entre ellas: el Ibérico de Bellota donde el cerdo ha de procurarse su alimento a base de bellotas y pasto, y el Ibérico de Cebo, criado en granja, donde se le proporciona diariamente el alimento a base de piensos completos y equilibrados formulados con cereales y oleaginosas (soja principalmente) para potenciar y asegurar un desarrollo músculo-esquelético óptimo.

Cerdos_Junta_GLas producciones de cebo son de muy diversa índole, manteniendo siempre en común la raza o las razas empleadas y la alimentación suministrada a estos animales. La decisión de cómo se crían esos animales y la forma de administrar la alimentación debe ser tomada por el productor conjuntamente con el comprador. De tal forma que hay cerdos de cebo producidos en granjas con patios, en granjas sobre cama de paja, o en granjas sobre emparrillado de hormigón. Cada sistema tiene sus ventajas y sus inconvenientes, por eso no se puede aceptar en ningún caso que desde ASICI se trate de imponer un sistema de producción para el cebo. Desde ANPROGAPOR, como representantes del ibérico de cebo, no podemos compartir la propuesta de ASICI de imponer patios exteriores, ya que debe ser una decisión del productor/comprador.

La denominación actual de los productos comercializados según la Norma de Calidad deben mantenerse tal como refleja el presente RD y como reflejaba el anterior RD del 2001: “Ibérico” e “Ibérico puro”. Un cambio en alguna de estas denominaciones, o más aún, que el ibérico puro robara el nombre comercial de “ibérico”, sería una grave alteración del mercado donde los consumidores que mayoritariamente compran ibérico se encontrarían con un cambio estructural en el producto.

El sector ibérico de cebo está soportando un profunda crisis por los altos precios de las materias primas y la dificultad de trasladar los costes de producción a lo largo de la cadena, por lo que para mantener la viabilidad de un sector que ha encontrado un nicho de mercado exclusivo para el ibérico de cebo, es necesario resituar el producto en función de las necesidades actuales del consumidor español. Y para ello, la norma de calidad debe ser una aliada y no un freno que eche por tierra años de trabajo en mejora genética, sanitaria, de manejo e instalaciones del ibérico de cebo.

Noticia extraída de: http://www.feagas.com

Ibérico, ¿qué ibérico?

02/04/12

En el sector del porcino, lo ibérico ha estado asociado tradicionalmente a la bellota y a la ganadería extensiva en más de 1,5 millones de hectáreas de dehesa, especialmente en Extremadura, Andalucía y, en menor medida, en otras zonas de ambas mesetas. El cerdo ibérico extensivo ha sido un componente más de esos ecosistemas, con unas producciones limitadas y precios elevados.

El sector del ibérico es hoy un foco de confusión consecuencia de una serie de factores: desde una excesiva y poco clara clasificación de los tipos de producto hasta la existencia de controles insuficientes desde la producción a la industria, la comercialización y el etiquetado. A todo ello se suma un mercado marcado por los excedentes de los últimos años, la caída de la demanda y una guerra de precios para dar salida a las existencias. El ibérico ha pasado de ser la estrella en la gran distribución en el segmento alto de los precios a ser, en muchos casos, un producto reclamo a precios de oferta.

Desde la perspectiva de la denominación, el sector del ibérico era una tierra sin ley en los años noventa del pasado siglo. Cada cual podía etiquetar los productos según sus intereses comerciales. Ante esa situación, en 2001 la Administración del Partido Popular —casualmente con el actual ministro, Miguel Arias Cañete, en el mismo Departamento— se procedió a una clasificación con el establecimiento de tres tipos de productos ibéricos en función de su alimentación:

1. De bellota, para un animal criado con pienso que pasa los últimos dos meses de su vida comiendo bellota con un engorde de 46 kilos en el campo y una carga ganadera máxima de dos cerdos por hectárea.

2. De recebo, cuando un animal pasa igualmente los últimos dos meses de vida comiendo bellota con un engorde de 29 kilos. En ambos casos, los animales deberían sacrificarse a los 14 meses.

3. De cebo, para un animal criado en cautividad solo a base de pienso con un mínimo de 10 meses.

Estas tres clasificaciones se convertirían más tarde en seis, al aplicarse tanto para un animal ibérico puro como para el denominado ibérico a secas procedente de una madre pura y de un macho Duroc.

Frente a lo que se pretendía con esta normativa, la disposición supuso más confusión en el mercado. Con el ánimo de enderezar la situación, la Administración socialista, con Elena Espinosa al frente de Medio Ambiente, aprobó en 2007 una nueva reglamentación. Sin embargo, lejos de aportar una mayor clarificación de las categorías, mantuvo las que ya existían y añadió una más denominada ibérico de cebo de campo para animales de cebo que disponían de campo para hacer piernas alimentados con cereales. Como principal novedad, esa disposición catalogó los municipios que disponían de zonas para criar cerdos de bellota o de recebo.

La actual crisis en el sector del ibérico, además de por la confusión creada por esa proliferación de denominaciones, es consecuencia de un fuerte incremento de las cabañas, con un exceso de oferta que no ha podido absorber el mercado. Frente a unos censos de cerdos ibéricos por debajo de un millón de animales, entre los años 2004 y 2005 se produjo un auténtico boom que supuso pasar a un total de 4,2 millones de animales.

El sector de lo ibérico, por su buena imagen y la posibilidad que ofrecía de obtener fácilmente beneficios, fue escenario del desembarco de numerosos empresarios procedentes de otros sectores que buscaban un lugar donde invertir. Por otra parte, frente a la crisis de rentabilidad y precios que atravesaban los ganaderos del cerdo blanco intensivo, muchos ganaderos importantes de ese tipo de animales y algunas grandes industrias se apuntaron a la cría de ibéricos de cebo en todas las zonas. El resultado fue una producción de jamones que llegó en 2008 a superar los ocho millones de piezas, fundamentalmente de cebo y de recebo, con el consiguiente hundimiento de los precios ante una demanda máxima de 5,5 millones de unidades.

Para Elena Diéguez, de la Asociación de Criadores de Cerdo Ibérico (Aeceriber), el problema en el sector ha sido igualmente consecuencia de la no existencia de los controles necesarios en cuestiones como edades de sacrificio de los animales y su seguimiento en los procesos industriales. Desde el sector del cerdo blanco se estima que tampoco se hacen los controles suficientes en el proceso de cría para conocer si realmente hay cada año la carga de bellota necesaria para la alimentación de un animal que pueda tener esa clasificación. Las mismas fuentes señalan que los controles más rigurosos se hacen en las producciones bajo las denominaciones de origen Guijuelo, Dehesa de Extremadura, Huelva y Pedroches, que solo suponen el 15% de la producción de ibérico. La opinión generalizada en el sector es que tampoco han funcionado las entidades certificadoras.

La propia dinámica de los mercados, con precios a la baja y un incremento de los costes de producción por la subida de los precios de los cereales, forzó progresivamente a un ajuste que se ha mantenido hasta hoy para volver a una cabaña de unos 2,5 millones de unidades, de las que solamente un 13% corresponden a los animales de bellota. Frente a esta situación, además de unos mayores controles en todo el proceso, todas las partes, desde la producción a la industria, claman por una reducción de categorías de lo ibérico. Desde la industria, Iberaice plantea fijar únicamente tres categorías: bellota, cebo y de campo para animales puros y las mismas clasificaciones para los cerdos cruzados. Desde Aeceriber, lo ideal sería hablar solo de dos categorías: de bellota y de cebo para ibéricos puros y cruzados.

Noticia extraída de: http://economia.elpais.com/economia/2012/03/30/actualidad/1333132649_420256.html

El acuerdo estratégico del Ibérico Extremeño propone una modificación normativa para salvar la calidad de los productos

El acuerdo estratégico del Ibérico Extremeño propone una modificación normativa para salvar la calidad de los productos

El Acuerdo Estratégico del Ibérico Extremeño ha propuesto una modificación en la normativa legal vigente para salvar la calidad de los productos de bellota como la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo.

Este miércoles, 21 de marzo, ha tenido lugar la firma del acuerdo, suscrito por consenso, por parte del Ejecutivo regional y por representantes del sector porcino extremeño.

El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha señalado que presenta como un documento con “máxima fuerza” para que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y su titular, Miguel Arias Cañete, lo tengan “muy en cuenta” a la hora de una futura modificación de la normativa de calidad.

Asimismo, Monago ha adelantado que el Gobierno extremeño comenzará “en breve” a buscar un acuerdo con otras comunidades autónomas, principalmente con Andalucía y Castilla-León, para conseguir, del mismo modo, un “consenso” interregional.

“El ibérico, asociado a un ecosistema único como es la dehesa, es un prioridad, una ventaja competitiva que, bajo ningún concepto, podemos echar a un lado y dejar perder”, ha aseverado.

En la misma línea, Monago ha resaltado que es un trato “ambicioso” que pretende que la dehesa extremeña “vuelva a ser un auténtico motor económico y de generación de riqueza y empleo” en la comunidad autónoma”.

Medidas para garantizar la calidad

El pacto propone cuatro medidas principales tales como “garantizar la calidad” de los productos de bellota y su “trazabilidad”; establecer un sistema de verificación “reforzado” y “efectivo” para el “control de la raza” de los animales; aumentar la “calidad” de los productos de cebo “evitando una competencia desleal” que “impida la viabilidad” de las explotaciones extensivas; y mejorar la “eficacia del control de la norma”.

Por su parte, la directora gerente de Cooperativas Agroalimentarias de Extremadura, Carmen Moreno, ha subrayado que, tras una “gran cantidad” de reuniones, esta firma es un “hito” en el sector por la dificultad que supone la aprobación de que todas las partes implicadas.

Moreno ha asegurado que este documento “tendrá sus más y sus menos” en Madrid, pero que con “la fuerza de la unión del grupo” al que representa, tendrá el “peso suficiente” como para que “las cosas que se han materializado” vayan “hacia adelante”.

Los firmantes del Acuerdo Estratégico del Ibérico son los siguientes: el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago; el consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri; la Asociación de Mataderos de Extremadura; COAG; UPA-UCE; Asaja; la Asociación de Productores de Cerdo Ibérico; Cooperativas Agroalimentarias; Apag-Asaja; la Asociación de Fabricantes de Embutidos e Iberaice.

Noticia extraída de: http://www.20minutos.es

Iberaice plantea modificar la norma del ibérico para reforzar los controles y clarificar el mercado

07/02/12

Iberaice solicita la modificación de la actual Norma de Calidad de la carne, el jamón, la paleta y el lomo ibéricos para que cumpla dos objetivos fundamentales para el sector: clarificar el mercado de productos del cerdo ibérico y mejorar el control de las producciones.

Este colectivo empresarial, que agrupa a más del 95% de las industrias elaboradoras de ibérico, consciente de que la Norma no ha producido los resultados esperados ni ha tenido un funcionamiento satisfactorio, presenta una serie de propuestas que ayuden al sector a superar la grave crisis que está atravesando y conseguir un crecimiento sostenible.

Iberaice propone un exigente control de la “bellota” como calidad superior, regulando la producción por añadas y controlando el aforo de las fincas que proporcione el número máximo de cerdos por explotación en función de cada campaña. Con esto se conseguiría un eficiente control de esta producción limitada y de alto valor añadido para preservarla como la joya de los productos ibéricos.

En el caso del cebo, y dado que el parámetro de edad es difícil de controlar, la organización de fabricantes de ibérico hace hincapié en la importancia del peso al sacrificio de los animales, que debería controlarse de forma eficaz, como otro de los puntos esenciales para la revisión de la Norma.

Esto es fundamental además para evitar que estos productos ibéricos compitan con las calidades superiores del cerdo de capa blanca, y conseguir una calidad homogénea con los necesarios controles que no incrementen los costes que tienen que afrontar los operadores, pero que puedan ser aplicados de forma intensa para conseguir producciones homogéneas y garantizadas para el consumidor.

Noticia extraída de: http://noticias.agroterra.com/porcino/iberaice-plantea-modificar-la-norma-del-iberico-para-reforzar-los-controles-y-clarificar-el-mercado/73527