Claves para elegir nuestro jamón ibérico

Claves para elegir tu jamón ibérico

Claves para elegir tu jamón ibérico

A la hora de elegir nuestro jamón ibérico, tenemos que tener claros varios conceptos y tenemos que tener las ideas claras sobre el tipo de jamón ibérico que queremos comprar. Con los consejos que aquí os daremos, conseguiréis por un lado, no equivocaros en vuestra elección, y por otro que la persona que os venda el jamón no os intente engañar.

Lo primero que tenemos que mirar es si queremos un jamón ibérico con Denominación de Origen o sin Denominación de Origen. Si lo queremos con Denominación de Origen, podemos elegir entre las 4 Denominaciones de Origen de jamón ibérico que existen en la actualidad, DOP Jamón de Huelva, DOP Guijuelo, DOP Los Pedroches y DOP Dehesa de Extremadura. En este caso, no tendremos dudas sobre el tipo de jamón que es, es decir, si es de bellota, de cebo de campo o de cebo, ya que cada una de las distintas Denominaciones de Origen se encargan de que los jamones pasen unos controles muy escritos y que todos y cada uno de ellos estén bien identificados, indicando tanto la Denominación a la que pertenece como el tipo de alimentación que ha tenido, bellota, cebo de campo o cebo. En este caso, si entendemos un poco de jamón, es muy difícil equivocarnos o que nos engañen.

Si por el contrario queremos un jamón ibérico sin Denominación de Origen, es decir, un jamón algo más barato pero no de peor calidad, tendremos que estar más atentos, seguir varios consejos y fijarnos en varios detalles.

Tendremos que saber diferenciar un jamón ibérico de uno que no lo sea, por eso nos fijaremos en varias cosas:

Claves para elegir tu jamón ibérico

Claves para elegir tu jamón ibérico

1) Los jamones ibéricos casi siempre, por no decir siempre, tienen la pezuña de color negro. Se puede dar el caso de que jamones curados o serranos tengan la pezuña de color negro, pero es algo muy excepcional.

2) El corte en “V” de la corteza. Todos los jamones ibéricos presentan este tipo de corte, los jamones curados y serranos suelen presentarse con toda la corteza.

3) Tendremos que fijarnos en que la caña del jamón sea lo mas fina y estilizada posible.

En estas tres cosas nos tendremos que fijar para poder asegurar que el jamón que elegimos, es un jamón ibérico.

Por otro lado, hecha esta elección, tendremos que decidirnos por un jamón de bellota ibérico, por un jamón de cebo de campo ibérico o por un jamón de cebo ibérico.  Para hacer esta elección de forma correcta y sin equivocarnos, podemos hacer dos cosas:

Claves para elegir tu jamón ibérico

Claves para elegir tu jamón ibérico

1) Fijarnos en la etiqueta o vitola que tiene el jamón. Muchos productores de jamón ibérico contratan a empresas de certificación externas para que de fe de que es correcto lo que pone en la etiqueta y que no se está engañando al consumidor. Estas empresas son muy fiables y podemos estar seguros de que lo que certifican es correcto.

2) Tocar la grasa del jamón. Si apretamos la grasa del jamón ibérico y nuestro dedo se hunde en ella, eso quiere decir que es un jamón ibérico de bellota. En caso contrario nos encontramos ante un jamón ibérico de cebo.

Esperamos que todas estas indicaciones os ayuden a elegir de forma correcta vuestro jamón ibérico.

The following two tabs change content below.
Cortador de jamón para bodas, ferias, catering, inauguraciones, congresos, presentaciones, eventos, conferencias, comuniones, bautizos, degustaciones, celebraciones,... amante del buen jamón y Youtuber aficionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *