Con la crisis del ibérico hasta la puerta

19/08/12

Tan solo tenía diez años cuando Carlos Javier Rebollo comenzó a echar una mano en el negocio porcino familiar. “Ayudé a mi padre hasta que me hice autónomo”, recordaba ayer a las puertas de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural y Medio Ambiente, donde se personó, en representación de “todos” los ganaderos de Extremadura y acompañado de algunos de ellos, con una invitación para el consejero, José Antonio Echávarri. Su objetivo: que el político visite su explotación, en la localidad pacense de Fuentes de León, para conocer in situ las repercusiones de la grave crisis que azota al sector del porcino.

Carlos Javier pide medidas urgentes para paliar la situación antes de que todo termine con la práctica desaparición del ibérico en la región. “Como esto siga así, tendrán que sacarle muestras de ADN a los mejores ejemplares para clonarlos en un futuro”, avisaba a las puertas de la consejería. No se olvidaba tampoco del intrusismo existente en esta actividad agraria: “El cochino tuvo unos años buenísimos. Por eso muchos que no eran ganaderos empezaron a invertir y ahora, con la crisis económica y el exceso de producción, nos hacen pagar a nosotros las consecuencias”.

El ganadero esperaba ser recibido por responsables de la consejería y tenía en mente otra petición fijada: la de presionar a las entidades financieras para abrir el grifo del crédito. “Los bancos no dan pólizas y menos a los industriales”, aseguró antes de referirse al incremento de gastos en piensos por la “increíble” subida del precio del cereal. “Si vendiese los cochinos y cubriese las inversiones de gastos sin contar el trabajo mío, que lo descarté hace años, me daría por satisfecho”.

Carlos Javier fue recibido por Echávarri y el consejero se comprometió a visitar su explotación. Después, ante los medios de comunicación, el titular de Agricultura prometió intermediar ante las entidades financieras para reclamarles “sensibilidad” a la hora de estudiar propuestas de préstamo de los ganaderos. Para ello, reveló que se analiza destinar a ayudas a los ganaderos el dinero remanente de una partida financiera dedicada a la sequía. “Pusimos un millón de euros para subvencionar unos intereses y ahora pretendemos que su remanente pueda trasladarse al porcino”. En concreto se reutilizaría parte del dinero con el que se respaldó, ante los bancos, los intereses por préstamos contra la sequía.

El presidente de APAG Extremadura, Manuel Laparra, estuvo presente en el acto y aludió al borrador de la nueva norma sobre el ibérico que el Ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, entregó a la Interprofesional del sector. Laparra denunció el daño que supondría que el sello de ibérico puro pasase a recaer en el cerdo con una pureza superior al 75%. Respecto a esto, Echávarri pidió prudencia y aseguró la defensa de los puntos propuestos por Extremadura.

Noticia extraída de: http://www.elperiodicoextremadura.com/

The following two tabs change content below.
Cortador de jamón para bodas, ferias, catering, inauguraciones, congresos, presentaciones, eventos, conferencias, comuniones, bautizos, degustaciones, celebraciones,... amante del buen jamón y Youtuber aficionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *