El jamón, el mejor amigo de la mujer

El jamón, el mejor amigo de la mujer

El jamón, el mejor amigo de la mujer

A día de hoy, por puro desconocimiento, muchas mujeres siguen incluyendo el jamón dentro de sus listas de “alimentos prohibidos”, sobre todo aquéllas que persiguen el eterno objetivo de adelgazar.

Aquí encontramos el primer mito sobre el jamón y la primera razón por la que recomendar su consumo: muchas investigaciones realizadas recomiendan la ingesta de este alimento ya que su aporte nutricional en comparación con su reducido aporte calórico, convierten al jamón en un alimento aliado de las dietas de adelgazamiento.

El jamón durante la etapa de lactancia

En cualquier etapa de nuestra vida, es muy importante consultar al médico qué tipo de alimentación debemos seguir, ya que él conoce nuestras necesidades y podrá ayudarnos a diseñar o establecer unas pautas alimenticias adecuadas teniendo en cuenta nuestra situación y estado de salud, especialmente cuando afrontemos un embarazo o nos encontremos en etapa de lactancia.

Las necesidades de zinc (micronutriente presente en gran cantidad en el jamón) para la mujer en fase de lactancia son mayores que en otras etapas de la vida, especialmente en las primeras semanas tras haber dado a luz, debido a una mayor excreción de zinc en la leche materna.

En esta guía elaborada por Esteve, podrás ampliar información sobre las características y necesidades nutricionales de la madre lactante.

La ingesta de este micronutriente contribuirá, además, a que el bebé se desarrolle correctamente y su sistema inmunitario se vea reforzado.

Necesidad de ingesta de hierro en la mujer

Uno de los problemas nutricionales que encontramos de forma más frecuente en la población femenina es la anemia. La menstruación supone una pérdida aproximada de 16 milígramos de hierro al mes, por lo que los requerimientos de este mineral se intensifican.

El jamón serrano contribuye a la prevención de padecer anemias ferropénicas cuyas manifestaciones más frecuentes son la fatiga, una disminución del rendimiento escolar o capacidad mental, así como cambios en el comportamiento, entre otros efectos.

Las mujeres deportistas requieren mayor ingesta de hierro y alimentos que favorezcan su absorción, ya que durante el ejercicio el cuerpo está en pleno rendimiento y consume más nutrientes de lo habitual. Es recomendable que se acompañe el jamón ibérico con alimentos ricos en vitamina C, para facilitar la absorción de dicho mineral. Las vitaminas del tipo B, también presentes en el jamón ibérico, contribuyen a la producción de energía y son el perfecto aliado para el deporte y la actividad física.

Mente sana, mujer sana

El contenido de zinc presente en el jamón serrano contribuye, especialmente durante la  adolescencia y en la tercera edad, a desarrollar una mayor capacidad de atención, asimilación de conceptos y retención.

Te quiero un jamón, de todo corazón

La presencia de grasa en el jamón suele llevarnos a pensar que su contenido calórico es demasiado alto y  que “engorda”, como comentábamos al principio del artículo. En el jamón serrano, más de la mitad de los ácidos grasosson insaturados, destacando los ácidos grasos monoinsaturados y el ácido oleico, que contribuye a mejorar y regular los niveles de colesterol.

Por supuesto, lo que hemos compartido con vosotros en este artículo son sólo algunos de los múltiples beneficios del jamón, especialmente para la salud de la  mujer.

Si  “Algo tan rico no puede ser bueno”, ¡tenemos que hacer una excepción con el jamón! ¿Querréis ahora resistiros?

Noticia extraída de: http://www.embassy.es/

The following two tabs change content below.
Cortador de jamón para bodas, ferias, catering, inauguraciones, congresos, presentaciones, eventos, conferencias, comuniones, bautizos, degustaciones, celebraciones,... amante del buen jamón y Youtuber aficionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *