El gigante Chino se lanza a producir un emblema gastronómico Español, el Jamón

Fuentes de la Fundación del Jamón Serrano, que agrupa a más del 80% de la producción de jamón curado en España, resaltan que China, primer productor mundial de porcino, ha elaborado «desde siempre» jamones y que el suyo es un producto «muy distinto del español, elaborado con diferentes razas y diferentes procesos» (el tiempo de curado es, por ejemplo, mucho menor). «Se trata de un estilo más parecido al de los jamones italianos«, se detalla. Sin embargo, también se reconoce que existe «preocupación» en el sector ante la posibilidad de que la producción china vaya elevando su nivel de calidad al tiempo que adquiere proporciones masivas, «no tanto por el daño que pueda hacer en el mercado nacional, sino más bien en las exportaciones, ahora que las empresas están empezando a abrirse mercados».

En este sentido, se muestran confiados en que el consumidor español rechazaría un jamón de mucha menor calidad aunque fuera a precios sensiblemente más bajos. «No es lo mismo imitar un juguete de plástico que un jamón. Esto son palabras mayores», arguyen. De hecho, consideran que «a corto o medio plazo» es complicado que la industria china se acerque a los parámetros de calidad que mantiene la española. Sin embargo, inciden en que en países donde el conocimiento de este producto es todavía nulo, las posibilidades de penetración del jamón chino serían mucho mayores.

En cualquier caso, este colectivo reclama que tanto el jamón ibérico como el serrano estén amparados por indicaciones geográficas protegidas que «salvaguarden» su mercado. «Es paradójico que un producto tan emblemático como este siga sin estar protegido», argumentan.

Las fronteras chinas se abrieron para el porcino español en el año 2009. Ya en ese ejercicio, las exportaciones de carne de cerdo se colocaron en el primer lugar de los envíos españoles al gigante chino dentro del capítulo agroalimentario, con más de 12.500 toneladas, en su mayor parte carne fresca y despojos. La apertura de este mercado asiático llegó tras una serie de visitas de inspectores sanitarios chinos a las industrias cárnicas españolas para verificar su calidad y condiciones de elaboración. Ahora se ha llegado a especular, incluso, con que tras esas visitas hubiese algo más: adquirir el know how necesario para copiar los procesos. En la Fundación del Jamón restan verosimilitud a esta posibilidad: «Eso es más de películas de James Bond, cualquier país, antes de importar lo primero que envía son sus inspectores sanitarios».

A día de hoy son una veintena las empresas autorizadas para exportar productos de porcino a China. Montesano, que cuenta con una industria en la localidad pacense de Jerez de los Caballeros, fue la primera firma cárnica española en comercializar jamones y paletas en el mercado chino. «La cosa va lentamente, pero estamos contentos. Este año se ha incrementado el valor de las exportaciones respecto al pasado», señala Martín García Garzón, presidente del Grupo Montesano.

Martín García subraya que el producto que se elabora en China «no tiene nada que ver ni con nuestro jamón ibérico ni con el serrano» y agrega que, en cualquier caso, «no se le pueden poner puertas al campo. Estamos en un mercado libre y nosotros lo que tenemos que hacer es las cosas bien, implantar una marca y luego ser uno más en los mercados».

Reconoce que los chinos cuentan con la materia prima –«un cerdo graso»– y la maquinaria –importada, hasta ahora, desde italia– necesarias para elaborar jamón curado. Y también que en los próximos años, conforme «vayan mejorando la genética y la alimentación», podrían ir elevando el nivel de calidad de su producto. No obstante, cree que el jamón español seguirá estando mucho mejor valorado. ¿La razón? «Supongo que la misma por la que continuamos prefiriendo un whisky escocés a uno español».

Noticia extraida de: http://www.lacronicabadajoz.com

Los noruegos consumen cada vez más jamón serrano español

16/12/11

Noruega consume cada vez más jamón. Según SLF, la autoridad del país escandinavo en materia de agricultura, las importaciones de este producto han crecido un 90% en cinco años, pasando de 189 a 360 toneladas anuales, la mayoría de las cuales proceden de Italia y España, según informa ICEX.

El mercado español lidera las exportaciones de jamón serrano a Noruega. El pasado año, la cantidad de jamón español importado en el país nórdico alcanzó las 160 toneladas, una cifra muy por encima de la alcanzada por el jamón de Parma, cuyo consumo fue de 76 toneladas.

“El aumento del consumo de jamón serrano importado se debe, fundamentalmente, al hecho de que los noruegos tienen cada vez mayor poder adquisitivo y viajan más”, según ha declarado el director general de Taga, la mayor empresa importadora de este producto en el mercado local. La firma, que distribuye a los supermercados Rema, ICA y Coop, ha duplicado en los últimos años el volumen de importación de jamón serrano.

Además, parece que la producción nacional de este embutido no es una amenaza para los ganaderos españoles, ya que los altos costes asociados al mantenimiento de las piaras, las dificultades de curación y el bajo coste del producto ya preparado en el sur de Europa, hacen que el jamón serrano noruego resulte menos rentable que el de importación.

Noticia extraída de: http://www.eurocarne.com/noticias.php?codigo=22594&titulo=noruegos_consumen_cada_vez_mas_jamon_serrano_espanol

Llega al mercado de EEUU el jamón ibérico 5 Jotas, el «caviar español»

La marca de jamón de Jabugo 5J, sinónimo de la máxima calidad en los productos ibéricos españoles, ya está disponible en el mercado estadounidense para gozo de los amantes de este manjar, considerado el «caviar español», señaló hoy en Miami un directivo de la compañía propietaria.

La posibilidad de degustar en Estados Unidos los aromas y sabores inconfundibles del jamón ibérico 5J, de raza de cerdo 100 % ibérica, es ya una realidad, comentó satisfecho a Efe Saul Sola, el vicepresidente de ventas de Osborne, grupo propietario de la marca.

Sola hizo estos comentarios en la presentación para Florida de la marca española, que se llevó a cabo hoy en el restaurante Delicias de España de Miami y contó para la ocasión con un cortador profesional de jamón ibérico.

El directivo reconoció que el camino ha sido largo, casi cuatro años de esfuerzos continuados, hasta conseguir «entrar en el mercado estadounidense con el mejor producto, el único que es 100 % puro de bellota», y lograr la homologación requerida por las autoridades sanitarias de este país.

Hace tan solo tres días que comenzó en Estados Unidos la distribución del 5J, marca que es referente mundial del jamón de cerdo alimentado a base de bellotas, criado en libertad y curado artesanalmente.

Pero, más allá de una distribución adecuada, lo que prima para Sola es el «desarrollo de marca a largo plazo», su posicionamiento en las tiendas de especialidades «gourmet» y su penetración en ciudades como Nueva York, Miami, Chicago, Los Ángeles y San Francisco.

«Estados Unidos es un mercado que te permite penetrar con un producto con aceptación porque hay demanda, es un mercado que crea tendencias y con nivel de gasto bastante alto», precisó el directivo de Osborne.

Para la compañía propietaria de Sánchez Romero Carvajal, la empresa que elabora estos jamones en Jabugo, en la serranía de Huelva (sur de España), el «reto» comienza por «educar al consumidor, a los distribuidores y a los clientes» sobre este producto, que es una de las mayores cotas gastronómicas del mundo.

La estrategia de Osborne pasa por introducir el 5J en las «escuelas culinarias y restaurantes de alta cocina, no necesariamente españoles», para que «reconozcan y aprecien un producto que es como el caviar español o el paté».

De momento, sólo se distribuyen en el mercado estadounidense las paletas (pata delantera), de «una calidad única, con y sin hueso», pero probablemente para fechas navideñas ya esté disponible el jamón con hueso (pata trasera).

El precio de venta de las paletas ronda los 150 dólares la libra (uno 450 gramos), si es para cortar a máquina, pero puede subir hasta 175 dólares si se precisa de la asistencia de un cortador de jamón.

El directivo insistió en que lo esencial en esta fase de promoción del jamón 5J es «cubrir la demanda» que se produzca del producto y «desarrollar la marca, el proyecto, a largo plazo».

En opinión de Carlos Marquina, gerente de área de Osborne USA, «si bien las empresas anglo especializadas en productos ‘gourmet’ reciben bien el producto, educar al consumidor estadounidense va a requerir más tiempo, quizá años».

Entre otras cosas, es necesario que éste «comprenda que la grasa que contiene este jamón es saludable, es ácido oleico, con gran valor nutricional», subrayó.

En cuanto a la marca 5J, quiso destacar que se trata de la «más antigua del sector, fundada en 1879 en Jabugo, la cuna de este producto»

Noticia extraída de: http://www.abc.es