Ganadores del Concurso Provincial y Regional de Cortadores de Jamón Ciudad de Segovia 2013

Os dejamos los ganadores del Concurso Provincial y Regional de Cortadores de Jamón Ciudad de Segovia 2013, que se celebraron el pasado 12 y 13 de septiembre.

Ganadores concurso provincial:

1º – Antonio Sacristan
2º – Alvaro Muñoz
3º – Diego Herrero

Ganadores concurso regional:

Ganadores del Concurso Provincial y Regional de Cortadores de Jamón Ciudad de Segovia 20131º – Pablo Martínez (Jumilla)
2º- Anibal Falcón  Morales (Madrid)
3º- Bernardino Blanco Cilleros (Salamanca)

 

El nacimiento de la D.O. Jamón de Jabugo es el mesías del sector

El jamón ibérico puro de bellota, el de Jabugo, el que se ha ganado el respeto del mundo entero, el auténtico, lucha contra los fantasmas de la competencia desleal del cruzado permitida por la norma de calidad estatal incluso después de su reforma. A la vanguardia de la batalla, la Denominación de Origen (D.O.) Jamón de Huelva trabaja para mantener la confianza en el ibérico puro de bellota que se cría en las dehesas de la provincia, un ecosistema único donde se engordan los mejores cerdos del mundo. “La clave es que la Sierra necesita la Denominación de Origen Jamón de Jabugo con toda la Sierra unida” para blindar la marca como la más importante del país, la única de calidad en el mundo del jamón ibérico puro, una merecida medalla avalada por su calidad histórica. Guillermo García Palacios, presidente de la Denominación de Origen Jamón de Huelva, lo tiene claro. “La norma de calidad no dice la verdad, que es lo único que yo pido, que diga la verdad para que se respeten y se cuiden los derechos del consumidor”. Se marcan como ibéricos los jamones cruzados “con la raza de porcino duroc, una raza americana que también tiene la pata negra. En los últimos años, muchos se han metido en este negocio marcando como ibéricos, porque la norma lo permite, jamones de cerdos cruzados en un 50% o un 75% y esto no se puede aguantar durante más tiempo. Además está ocurriendo que el consumidor se siente engañado al comprar un ibérico que no lo es y lo que ocurre es que no se fían de la marca y optan por comprar jamones más baratos”.

García Palacios apuesta por la creación de la D.O. Jamón de Jabugo por experiencia. En la actualidad, sólo las explotaciones ganaderas que trabajan bajo el sello de la denominación Jamón de Huelva, en torno a unas 400, la mayoría en la provincia, han conseguido mantener las ventas y los precios de los últimos años. En la última temporada “se han vendido unas 40.000 piezas entre jamones y paletillas” a partes iguales “de los 20.000 cerdos marcados. Se ha vendido todo”. El 80% se saca al mercado durante la época de Navidad pero el jamón es un producto que se consume todo el año. “La campaña ha sido bastante satisfactoria” pero García Palacios muestra una seria preocupación mirando al futuro más cercano. “Este año los industriales han vendido todo pero fuera de la denominación de origen muchas explotaciones han cerrado”. Es una espiral que amenaza a todos los eslabones de la cadena. Los industriales están sufriendo falta de cochinos en las dehesas como consecuencia del cierre de muchas explotaciones ganaderas a causa de la competencia desleal que ha bajado tanto los precios hasta convertir  la crianza de un ibérico puro de bellota en una ruina. Bajan los precios, cierran explotaciones, faltan cochinos y “por tanto las dehesas se abandonan” con el peligro para el ecosistema general de la Sierra onubense.

El mercado nacional cada vez es más difícil, por la competencia desleal, y la entrada en los mercados internacionales tampoco es tarea fácil. “Se necesita financiación, sólo al alcance de grandes explotaciones ganaderas”, comenta García Palacios. La ventaja “es que no necesitamos publicidad, el jamón de Jabugo se conoce en todo el mundo con la calidad que merece”. El inconveniente, “la mayoría de los industriales del jamón de la denominación de origen Jamón de Huelva son industriales artesanales que tienen que hacer un esfuerzo económico muy importante parta salir al extranjero. Como la situación es la que es, sólo salen al extranjero aquellos que tienen ayudas del Estado o los que trabajan con grandes volúmenes del producto”. Todos los países europeos ya conviven con las bondades del jamón ibérico de bellota de Huelva. “Alemania, Italia, Gran Bretaña, China o Sudamérica ya son consumidores” y la fiebre del jamón ibérico puro de bellota también se está contagiando a países como Rusia o Japón. “Es que nadie que viene a España se quiere ir sin probar nuestro jamón ibérico” y se van con ese sabor a sus países de origen donde también quieren disfrutarlo.

 

XI Concurso de Cortadores de Jamón Ronda 2013 (bases y boletín de participación)

XI Concurso de Cortadores de Jamón Ronda 2013 (bases y boletín de participación)Os dejamos las bases y el boletín de participación del XI Concurso de Cortadores de Jamón Ronda 2013, que se celebrará el próximo 19 de mayo. 

Los participantes deberán cumplimentar el boletín de participación que se adjunta en estas bases y remitirlo vía fax a la casa del jamón de ronda (952.87.15.96) o la casa del jamón de Marbella (952.77.34.88) antes del 21 de abril junto con su curriculun vitae e incluyendo un vídeo o cd con imágenes de su corte con un mínimo de 10 minutos para ello póngase en contacto con nosotros a los teléfonos 952871596 o 952773488 .

Bases XI Concurso de Cortadores de Jamón Ronda 2013

Boletín de Participación XI Concurso de Cortadores de Jamón Ronda 2013

Spain Jamón Origin vende en Hong Kong el 60% de sus productos

Un total de seis empresas jamoneras turolenses (Agroalimentaria de Teruel, Grupo Arco Iris, Servijamón, Ceji, La Manolica y Aire Sano) junto a la Caja Rural Provincial de Teruel componen Spain Jamón Origin, una aventura empresarial centrada en la exportación de jamón curado amparado por la D.O.P. Jamón de Teruel. Según ha informado el Heraldo de Aragón, el 60% de sus ventas se destina actualmente al mercado de Hong Kong, donde es comercializado bajo la marca Hamoon.

El producto llega a este destino asiático en formatos loncheados y en deshuesados. Pese a tener otros destinos más cercanos, como es el caso de la República Checa, Suecia o Polonia, el mercado asiático es el que más producto demanda, según el gerente de Spain Jamón Origin, Gonzalo Albadalejo, y además está menos saturado.

El Fondo de Inversiones de Teruel va a destinar un préstamo de 1,5 millones de euros a este grupo de empresas para contribuir a la exportación y la reducción de los costes que, de forma individual, tendrían las empresas. Otra actividad que realizan las empresas es el secado de las piezas que se viene realizando en las instalaciones de Ceji en Calamocha y en las de Aire Sano, en La Puebla de Valverde.

Además del mercado asiático, Spain Jamón Origin busca introducir sus productos en otros mercados europeos como el de Reino Unido, Rusia o destinos más tradicionales como es el caso de Alemania y Francia.

De cara al 2013 el objetivo marcado pasa por unas exportaciones de cerca de 700.000 euros.

Noticia extraída de: http://www.eurocarne.com

Ofensiva contra las trampas del jamón ibérico

Cuando alguien come jamón ibérico suele asociar ese sabor inconfundible a animales de una raza típicamente española comiendo bellotas al aire libre. Además piensa que su carne es beneficiosa para la salud. Nada más lejos de la realidad. La gran mayoría de la producción que se vende en la actualidad como ibérico es de cerdo cruzado con otra raza, no ha visto nunca el sol y solo conoce el pienso. A esta situación se ha llegado por el descontrol generalizado de las inspecciones y sobre todo por una normativa permisiva y confusa que ahora se propone cambiar el Ministerio de Agricultura, aunque los más puristas piensan que el proyecto de decreto presentado se queda corto y dudan de su eficacia.

El problema tiene su origen en el año 2001. Bajo el mandato de Miguel Arias Cañete en su primera etapa como ministro de Agricultura, se aprobó una regulación por la que se podía denominar ibérico al jamón aunque lo fuera solo el 50%. Un producto del cruce entre madre ibérica y padre Duroc, una raza de origen norteamericano que permite un crecimiento más rápido y más carne con menor comida. A partir del 2006 empezó el boom de este producto. Grandes industrias utilizaron esta rendija para colar en el mercado jamones de cerdo cruzado engordados en granjas en pocos meses. La producción se disparó y una de las joyas españolas de la gastronomía mundial, el jamón de cerdo ibérico de verdad, con unos costes de producción mucho más altos, empezó a dejarse de vender. La crisis ha hecho el resto y hoy el cerdo ibérico 100% solo representa un 4,5% del total. 

MANIFIESTO Ante esta situación, productores de Extremadura y Andalucía llegaron a firmar un ‘Manifiesto en defensa del cerdo ibérico’, cuyo portavoz, Guillermo García Palacios, deja claro que no van contra nadie. «Solo queremos que se llame a cada cosa por su nombre para que el consumidor sepa qué come. Si se trata de un cerdo cruzado, que lo digan la etiqueta y la publicidad», argumenta.

El Ministerio de Agricultura no ha querido llegar tan lejos. Presionado por un sector que da empleo a decenas de miles de trabajadores, ha buscado una solución de compromiso que, a juicio del director general de la Industria Alimentaria, Fernando Burgaz Moreno, «dará suficiente información al consumidor para que sepa lo que va a comprar». Se crearán dos denominaciones: 100% ibérico para la raza pura y simplemente ibérico para el cruzado con un mínimo del 50% de ibérico. Esta nomenclatura deberá figurar «en el mismo campo visual que la marca comercial» y con el mismo cuerpo de letra. Abajo, en caracteres más pequeños pero no inferiores a la mitad, deberá figurar el porcentaje del cruce: 75% si los abuelos son tres ibéricos y un Duroc y 50% si los padres lo son a partes iguales. 

CEBO DE CAMPO Pero la raza es solo una parte del problema. La otra es la alimentación. Para solventarlo se crean tres categorías muy claras que deberán figurar con el mismo tamaño e incluso por delante de la raza en el etiquetado. Por un lado, los animales de bellota, que pasan un mínimo de tres meses en una dehesa comiendo el fruto de la encina. Cada cerdo deberá disponer ahí de una superficie un 60% superior a la establecida hasta ahora. En el otro extremo está el jamón de cebo, el del animal que se alimenta solo de pienso y está encerrado en cubículos. Se producen sobre todo en Murcia, donde grandes industrias del embutido aprovecharon la nueva regulación para multiplicar la producción hasta por cuatro. Como dice el secretario de la denominación de origen de Guijuelo (Salamanca), Jesús de la Gándara, se trata de un ibérico low cost que ha reventado los precios aprovechando la aureola del producto genuino.

Noticia extraída de: http://www.elperiodicodearagon.com

El jamón ibérico, todo un mundo pendiente ahora de su etiqueta

Incuestionable el efecto negativo de la crisis sobre el consumo, entre los productos más perjudicados se cuenta el jamón ibérico aunque la situación bien es cierto que viene de lejos. No solo es cuestión de crisis sino de malas artes y de una competencia agresiva a causa del exceso de oferta (y hablamos de millones), y por tanto de la bajada de precios, a lo que se suma una reducción de la demanda además de un consumidor, en general, desconocedor y poco exigente motivado más atractivo por el precio por el que logra llevarse un jamón a casa que interesado en lo que realmente compra. Situación a la que han contribuido los fallos en los mecanismos de control tanto en el proceso de elaboración como en el de etiquetado y comercialización. 

Ante una situación en la que solo están logrando desenvolverse unos pocos de los grandes industriales, con gran capacidad de producción, mucho stock y diversas gamas de producto, el Ministerio de Agricultura se propone simplificar el etiquetado de los jamones en pro, arguyen, de favorecer las ventas y contribuir a facilitar la comprensión de las denominaciones por parte del cliente. De momento una medida que está en el aire pendiente de acuerdo, y sobre la que, desde el sector, pocos se manifiestan pendientes de la elaboración y aprobación de la normativa definitiva. Sí nos ha querido dar su punto de vista Atanasio Carrasco, Gerente de Carrasco, empresa asentada en Guijuelo (Salamanca). “No se trata de una reducción sustancial ya que solo desaparece el recebo, que era un accidente insignificante en cuanto a número, todo responde a una primera propuesta por parte del Ministerio que reducía las categorías a dos, cebo y bellota, lo que siempre me pareció insuficiente dado que eliminaba de un plumazo la producción del cerdo de cebo de calidad llamado hasta ahora ‘de campo’. Esta propuesta se ha defendido adecuadamente y se ha añadido de nuevo pero no se ha determinado el nombre definitivo”. A continuación, Carrasco añade que tampoco está de acuerdo en lo que afecta al etiquetado “pues se quiere obligar a especificar las variedades raciales de las que procede el cerdo y yo defiendo que debe ser algo voluntario como por ejemplo pasa con el vino”, concluye. 

La idea es reducir las categorías a tres, ibérico de bellota, ibérico de extensivo y cebo de granja, además, dicen, de controlar y vigilar más rigurosamente todo el proceso de producción desde la crianza, alimentación real de los animales y edad de sacrificio, a la elaboración, el etiquetado y la posterior comercialización de los productos ibéricos con la pretensión de proteger también la pureza de la raza ibérica, dicen desde la Administración. A día de hoy son cuatro las clasificaciones posibles para los jamones ibéricos, aunque se convierten en ocho porque pueden ser a su vez puros o cruzados (de una madre pura y de un macho de raza Duroc): de bellota (cuando se alimenta de bellota los dos últimos meses de vida en el campo); de recebo (cuando en esos meses se mezcla bellota con pienso); de cebo (porque está en granja y solo toma pienso), y por último cebo de campo (que se alimenta de piensos pero sale al campo). 

Frente a esto, la propuesta del Ministerio es dejarlas en tres. Ibérico de bellota puro, cuando es ibérico 100% (sin cruzar) y pasa los últimos dos meses de vida en el campo, para lo que se exige un máximo de cerdos por hectárea en función de la cantidad de árboles ya que tienen que asegurar que cada animal gane 46 kilos. Luego está el ibérico extensivo, al menos de raza ibérica en un 50%, alimentado entre bellotas y piensos, categoría para la que no se concretan kilos en el engorde ni animales por hectárea. Y por último el cebo de granja, también con al menos 50% de raza ibérica y criado con piensos en granja. Desde el ministerio de Agricultura dicen que ésta es una manera de enfrentar la realidad de un sector en el que actualmente es mayoritario el ibérico de cebo (pues parece que solo en torno al 13% es de bellota), por mucho que en los mercados se abuse del concepto bellota mediante el empleo de términos, logos y diseños que confunden al consumidor.

Noticia extraída de: http://www.proensa.com