Los Pedroches valora la norma de calidad del ibérico con «matices» y Jamón de Huelva cree que «se miente al consumidor»

El presidentes de la Denominación de Origen Protegida de Los Pedroches (Córdoba), Antonio Jesús Torralbo, ha valorado este viernes «con matices» el proyecto final de norma de calidad de los productos ibéricos concluido por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, mientras que el presidente de la DOP Jamón de Huelva, Guillermo García-Palacios ha mostrado su pesar porque «se sigue mintiendo al consumidor» con esta normativa.

   En declaraciones a Europa Press, el presidente de DOP Jamón Los  Pedroches ha considerado, tras una primera lectura de la normativa, positivo este último proyecto ya que «aunque no satisface la totalidad de las demandas del sector tradicional» si recoge una parte de ellas.

   No obstante, ha dicho no entender cómo prevalece en el etiquetado la alimentación sobre la raza, que aparecerá con una letra inferior a la de la alimentación, cuando «tiene tanta importancia». Sí ha valorado que se recojan las edades de los cerdos para su sacrificio, así como las densidades de animales por hectáreas de dehesa.  

   Torralbo ha señalado también la evolución del texto, de una primera reunión en la que coincidían las motivaciones del Ministerio a las del sector tradicional, pasando por un primer borrador que «no tenía nada que ver» con esas primeras puestas en contacto y el proyecto final presentado.

   Por su parte, García-Palacios ha mostrado «cierta decepción» al constatar que el Ministerio ha querido «contentar a todos» con este proyecto final de la norma de calidad del ibérico.

   «Nosotros pedíamos que se dijera la verdad al consumidor, pero vemos que con esta normativa se sigue engañando porque que se permite vender como ibérico aquello que es cruzado al 50 por ciento», ha subrayado a Europa Press.

   En este sentido, ha apuntado que otras zonas de España estarán «contentas» porque pedían que se omitieran los porcentajes de cruces en la designación de las ventas, aunque «se mintiera al consumidor».

Noticia extraída de: http://www.europapress.es

¿Está amenazada la producción de jamón ibérico en nuestro país?

El jamón ibérico es como Dios. Todo el mundo ha oído hablar del él, nadie lo ha visto. La medida más eficaz para luchar contra el fraude que está acabando con el sector jamonero en España sería dar a catar a todos los españoles unas raciones de auténtico jamón ibérico de bellota. La memoria gustativa es la mejor herramienta disponible para distinguir lo que es genuino jamón español de lo que es carne de cerdo producida en mataderos holandeses o rumanos. 

Una ministra de cuota del Ejecutivo de Zapatero tuvo un lapsus y “reconoció” que la producción de jamones ibéricos casi triplicaba la cabaña de cerdos censados por los servicios veterinarios. Un escándalo ocultado deliberadamente en nombre de no se sabe ya qué valores políticos o comerciales. El actual Ministro de Agricultura, con más voluntad de acertar que acierto, ha promovido una nueva legislación que no resuelve el problema del fraude en las importaciones de jamón. En su afán por proteger exclusivamente la denominación “ibérico” puede acabar perjudicando gravemente a muchos productores del sector ligados a la dehesa. El fraude no se evita creando categorías, sino controlando las fronteras y obligando a informar al consumidor.Libertad comercial toda en el punto de venta, información exhaustiva y detallada en las etiquetas

El kilo de carne de cerdo estabulado en vivo, incluido el jamón, se paga a 2 euros. Al final del proceso de preparación, secado, curación y porte al punto de venta, el kilo de “jamón” habrá triplicado su precio. La prueba del algodón no engaña. Hace más de dos décadas, recién entrados en la CEE, el kilo de jamón serrano de producción industrial se comercializaba a un precio equivalente a los 6/7 euros. El ibérico puro de bellota se vendía 4 veces más caro. Hoy, en cualquier supermercado que tenga tratos con mataderos fuera de España puedes comprar un jamón “ibérico puro” de recebo, con 24 meses de curación, por 13 euros el kilo. El consumidor urbano comprará simple carne de cerdo al doble de su valor, feliz de haber sido engañado. 

El jamón ibérico no solo es un emblema de la cultura y la gastronomía española. Tiene, además, un valor importante en la preservación de algunos ecosistemas. La cría del ganado en dehesas, en modo extensivo, añade valor a la producción, tanto o más que el proceso artesanal de sacrificio y elaboración. Casi importa menos la raza del cerdo que la forma de cebarlo y el método de secado. Debería ser una información relevante en el etiquetado, junto a la ubicación exacta de las granjas, pero todo el mundo sabe que han fallado estrepitosamente las entidades certificadoras y los consejos reguladores. No sólo no se controla nada, sino que se mira para otro lado. 

¿Crees que hay que preservar la denominación “ibérico puro de bellota” al alcance de muy pocos bolsillos, o regular todo el sector? ¿Es una batalla perdida si el “urbanita” no distingue el jamón de la carne de cerdo? ¿Más allá del engaño a los consumidores, la falta de control en las fronteras y en los puntos de venta está perjudicando y devaluando gravemente a toda la agricultura española? ¿Hay que dejar de subvencionar la vida improductiva en las ciudades importando comida basura?

Noticia extraída de: http://servicios.invertia.com

La XXVII edición de las Ferias del Jamón de Teruel y Alimentos de Calidad se celebrará del 7 al 16 de septiembre del 2012

La XXVII edición de las Ferias del Jamón de Teruel y Alimentos de Calidad se celebrará del 7 al 16 de septiembre del 2012, según ha acordado el comité directivo y organizador de este evento.

El objetivo de los organizadores es repetir las actividades que más éxito han tenido en la última edición del pasado mes de septiembre, como los concursos de tapas o de cortadores de jamón, las exhibiciones de cortadores o el Premio de Calidad al mejor pernil y fomentar otras como las acciones comerciales, informan fuentes del Palacio de Congresos de Teruel en una nota de prensa.

Ha sido especialmente exitosa la acción comercial que puso en contacto a quince empresas agroalimentarias de la provincia con tiendas «gourmet» a nivel nacional y que ha supuesto que varios productos turolenses se vendan en tiendas especializadas en diversas ciudades españolas.

En este encuentro participaron dos importadores italianos de alimentos de calidad, gracias a la campaña de «Elige Teruel» que la Cámara de Comercio de Teruel está desarrollando para facilitar los intercambios comerciales.

Estas actividades han generado una gran satisfacción en el sector hostelero porque han servido para animar la actividad de la hostelería durante la celebración de la feria.

Y es que durante los días de la feria se distribuyeron 6.500 raciones de platos de jamón entre la Taberna y la Exhibición Amateur de Cortadores; y se repartieron 3.000 platos de migas de Cañada y Jamón de Teruel para los que fueron necesarios 200 kilos de pan aportados por la Asociación Provincial de Panaderos y que permitieron una recaudación de 3.000 euros para la Asociación contra el Cáncer de Teruel.

Además, otros 250 participantes filetearon 50 jamones que se distribuyeron entre la Taberna y la Exhibición Amateur de Cortadores.

Noticia extraída de: http://www.abc.es