Decepción ante la propuesta ministerial para modificar la Norma de Calidad del Ibérico

03/09/12

La Interprofesional del Cerdo Ibérico (Asici) no está conforme con la propuesta ministerial para modificar el RD 1469/2007, la Norma de Calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibéricos comercializados en España.

Tras la exposición de los motivos que les lleva a modificar la Norma, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) informó de las líneas generales en las que basan su propuesta para conseguir una mejora de la calidad  y de la trazabilidad de las producciones y de los productos derivados del cerdo ibérico:

1) Raza: todas las reproductoras ibéricas puras deberán estar inscritas en el Libro Genealógico de la raza porcina ibérica. La organización que gestiona el Libro Genealógico deberá asegurar el servicio. La utilización del prototipo racial para certificar la pureza de las madres se elimina. Se habilita un periodo transitorio de 2-3 años para adecuarse a este requisito.

La Designación racial sería ibérico, incluyendo los animales 100 por 100 ibéricos y los 75 por 100 ibéricos. Los cerdos del 50 por 100 de sangre ibérica quedarían fuera del alcance de la nueva Norma.

Se habilita un periodo transitorio de 2-3 años para adecuarse a estos requisitos.

2) Categorías de productos: Bellota y Cebo. Se eliminarían las categorías actuales de recebo y cebo de campo.

3) Categoría Bellota. Tiene que cumplir los siguientes requisitos:

– Carga ganadera 0,75 cerdos/Ha. modulable  en función de la información de la  capa de montanera/SIGPAC.

– Crotalado individual y peso medio del lote a la entrada en montanera.

– Periodo de sacrificio: 15 de diciembre a 15 de marzo.

– Peso medio canal del lote, 120 Kg. Peso mínimo canal individual, 110 Kg.

4) Categoría Cebo. Tiene que cumplir los siguientes requisitos:

– Extensificación de los animales durante la fase de engorde, los últimos 60 días. Carga ganadera, 15 cerdos/Ha.

– Aumento del peso medio canal del lote y del peso mínimo canal individual. No se concretaron cifras.

– Periodo transitorio de 2-3 años para adaptar las instalaciones actuales de engorde con piensos a los nuevos requisitos.

5) Control, trazabilidad y etiquetado. Para ello hay que:

– Objetivar y reducir el número de controles

– Corregir disfunciones de los Organismos Independientes de Control (inspectoras y certificadoras)

– Etiquetar sin permitir la confusión del consumidor y acorde con la nueva Norma.

– En la trazabilidad hay que utilizar precintos para las piezas de bellota y cebo. También se debe mejorar de la trazabilidad en el loncheado.

– El ministerio destaca que si fuera posible, es deseable que participe la Interprofesional en el control.

Ante estas líneas, la Interprofesional manifestó su malestar dado que no se ha valorado el esfuerzo realizado por las organizaciones de productores y de transformadores de cerdo ibérico en conseguir el equilibrio necesario que aglutine al sector. El ministerio no ha considerado la propuesta de ASICI en lo referente a la raza y al manejo de los animales de cebo, asuntos en los que, con gran esfuerzo y responsabilidad  se alcanzó el acuerdo para modificar la Norma de Calidad. Igualmente, la no concreción en la propuesta del ministerio sobre el control, la trazabilidad y el etiquetado, dejan a la espera poder evaluar la aplicabilidad y eficacia de la propuesta realizada.

El Magrama informó que  presentará en septiembre un borrador del texto completo una vez consideradas las observaciones realizadas por las Comunidades Autónomas, las DOPs y la Interprofesional. Posteriormente realizarán una nueva ronda de reuniones.

Por su parte, Iberaice, colectivo empresarial que agrupa a más del 95 por 100 de las industrias elaboradoras de ibérico de Asici, ha expresado su profunda decepción.

Iberaice constata que, “de ponerse en marcha los cambios anunciados, esto conllevará por un lado la desaparición del cerdo ibérico de cebo, que supone más del 80 por 100 del sector, y con él toda una actividad productiva e industrial de alto valor socioeconómico y singular importancia en amplias zonas de varias Comunidades Autónomas y emblema internacional de la gastronomía española, algo sorprendente en el contexto de crisis que atravesamos. Y por otro lado, conllevará la desaparición de la diferenciación para el ibérico puro, línea de identidad también de una parte del sector”.

Según señalan, Agricultura desoye a la interprofesional, a la que ha venido pidiendo repetidamente que se pronuncie, lo que supone en realidad una desautorización de Asici, lo que además agrava la crisis interna de la interprofesional, ya afectada por los problemas de división interna y representatividad en la rama ganadera. En todo caso, desde Iberaice se valora la voluntad de diálogo del Ministerio para reconducir esta propuesta, para lo que se insiste en que se debe contar con la opinión consensuada del sector, representada por la interprofesional.

Iberaice ha venido trabajado por conseguir acercar las diferentes posiciones del sector y alcanzar el consenso necesario para presentar al ministerio una posición común, pero el contenido de la reforma anunciado hasta ahora “augura fortísimos enfrentamientos en el desarrollo de esta iniciativa y, en el peor de los escenarios, el que acabe en vía muerta una necesaria modificación de la Norma”.

Iberaice considera que es necesaria “la diferenciación de dos sectores de productos ibéricos: el de bellota-montanera y el intensivo, que configuren dos mercados independientes y que no interactúen entre sí, permitiendo el desarrollo de modelos productivos y comerciales diferenciados y rentables. Para ello, es necesario salvaguardar un producto estrella como el ibérico de bellota pero sin romper el sector o perjudicar a la mayoría de los operadores económicos”.

Noticia extraída de: http://carnica.cdecomunicacion.es